El servicio de contingencia está orientado a cubrir una necesidad sobrevenida de gestión de un proceso para resolver un problema puntual (urgente e imprevisto), y no una gestión que es connatural a la actividad de la organización. Por su propia naturaleza, el servicio de contingencia tiene una duración concreta, pactada con el cliente (aunque susceptible de ampliación en caso necesario) periodo tras el cual se ponen a disposición del cliente los datos obtenidos o procesados durante el mismo.

Más información sobre el servicio de contingencia de gestión